Chloe Kim, la niña prodigio del snowboard en Pyeongchang 2018

Noticias Populares

Continúa el muestreo de agua en los pozos de Blades.

  Dos agencias estatales y la Agencia de Protección Ambiental federal siguen tomando muestras de...

Confirmado: El agua de la ciudad de Seaford es apta para beber.

SEAFORD, Del. - El Departamento de Recursos Naturales y Control Ambiental, la División de Salud...

Expulsan de un crucero a 23 miembros de una familia por protagonizar diversas peleas a bordo

Carnival aseguró que la policía expulsó el viernes "a un gran grupo” de integrantes de una familia que...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace
Facebook Application ID is empty

Chloe Kim, la niña prodigio del snowboard en Pyeongchang 2018

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La nueva campeona olímpica de la modalidad de halfpipe tiene 17 años de edad, es hija de inmigrantes, y pudo ganar medalla en Sochi 2014, pero era muy joven para competir.

Es callada, tímida, inocente... OK OK, perdón, pero sí tiene 17 años y ha enamorado a los Estados Unidos.

Chloe Kim no tiene la edad legal para beber una cerveza en ningún país, pero ya cuelga sobre su cuello una medalla olímpica que tardó cuatro años en llegar.

Sí, hicieron bien la cuenta. Pudo ser medallista a los 13, pero las reglas de los Juegos Olímpicos le impidieron participar en Sochi 2014, aún cuando cumplió con todos los parámetros deportivos para clasificar y fue subcampeona de los Winter X Games 2014 en el superpipe.

No hay plazo que no se cumpla. Kim se coronó en el halfpipe y de paso se convirtió en la campeona olímpica estadounidense más joven en la historia del snowboard, con una puntuación de 93.75 en su primera ejecución, en la que ni siquiera tuvo que esforzarse de más, con solo un giro de 1080 grados y no dos, como suele hacerlo.

 

La china Liu Jiayu se quedó con la plata con 89.75, mientras que la también estadounidense Kelly Clark se llevó el bronce. Clark, triple medallista olímpica, fue quien venció a Chloe en los Winter X Games de 2014. A partir del año siguiente, la adolescente ha vencido sistemáticamente a su compañera, quien le dobla la edad.

Pero además, para la nueva reina del snowboard la espera valió la pena, al cosechar su primer oro olímpico en la tierra de sus padres, quienes migraron a California y pusieron a la pequeña Kim a practicar este deporte desde los cuatro años de edad. Kim habla tres idiomas de manera fluida -inglés, coreano y francés- y cambia caprichosamente el color de su cabello. Una adolescente normal. Bueno, casi. Tiene una colección de cuatro medallas de oro de Winter X Games, dos de Juegos Olímpicos de la Juventud (en Lillehammer 2016) y ya la primera de los Olímpicos de "mayores".

 


http://www.zoofirma.ru/